LA IMPORTANCIA DEL ROL MATERNO

Desde la mirada del árbol genealógico.

La relación con nuestra madre, es la relación maestra por excelencia.Toda relación de maternidad con sus hijos, es una relación de evolución perfecta tal como fue. Si juzgamos que no lo fue, es que aún no hemos encontrado el propósito de esa relación.

Te invito a hacerla hoy, día en el que se celebra el día de la madre en la Argentina.

Toda relación es o fue perfecta para brindarnos las herramientas y los aprendizajes perfectos que tienen que ver con nuestro propósito personal.

Todas las madres de nuestro árbol son significativas para cada uno de nosotros. No solo la que fue nuestra madre. Sino todas las madres del clan. Madres por línea materna y madres de la línea paterna.

Cada una de ellas dejó algo para nosotros, un legado muchas veces invisible, tanto como los hombres que fueron padres. Pero hoy vamos a hacer foco para honrar a cada una de ellas.

MIREMOS A LAS MADRES

La invitación es a hacer visibles a cada una de ellas, las que conocemos o las que no, las que fueron nombradas en el árbol y las que no. Las que fueron juzgadas, las que fueron excluidas, las que no fueron perdonadas, las que fueron sometidas, las que fueron valientes, las sumisas, las dominantes, las que levantaron su voz, las que no han podido.

Hay tantas madres y tantas historias que fueron tapadas por el día a día. Cuando miramos el árbol en perspectiva podemos comprender. Cuando podemos comprender, podemos dejar de juzgar. Y cuando dejamos de juzgarlas y perdonarlas, dejamos de juzgarnos a nosotros mismos.

¿Qué pasa cuando comprendemos?

Al hacerlo, soltamos culpas, rencores, enojos que no solo nos enferman, sino que nos atrapan en redes de sufrimiento con diferentes temas: relación con la alimentación, relación con el dinero, la fama, el éxito o los logros laborales. Relación con la pareja y con la maternidad.Tal es la importancia del rol materno.

Juzgamos algunas veces que ellas no nos han cuidado o nos han desprotegido. Y cuando miramos su historia vemos que ellas tampoco fueron cuidadas. Que sus padres han venido de guerras y desde el dolor y el emprender lo nuevo, fueron padres, que no han podido darles amor a nuestras propias madres. O su madre o abuela, tuvo más de diez hijos… Cómo es ser madre de diez hijos? Las vemos a esas mujeres como tales? Qué sintieron? Qué vivieron? Eligieron? Qué pudieron darle a cada uno de sus hijos?

La relación de ellas con sus hijos, con la pareja en el momento de ser madres, la relación con la maternidad, la forma en la cual fue vivida la experiencia desde la concepción hasta la nutrición, las situaciones vividas en la infancia de cada una de ellas, historias de abusos, de violencia, de carencia, guerras, dejar sus tierras y emprender nuevos rumbos con hijos pequeños…todo deja marcas y algunos mandatos hacia las próximas generaciones.

Ver el rol materno tiene importancia no solo por lo que hemos dicho: Para la mujer, representa la referencia del modelo femenino que puede reproducir o rechazar, la forma de ser mujer, de vivir la femineidad y de ser madre.

Para el hombre va a representar el modelo de mujer por el que se va a sentir atraído o va a rechazar, es decir, que condicionará su elección de pareja y la relación con ella, y mientras no madure, seguirá siendo hijo… de su mujer.

Hay síntomas que tienen que ver con una mala relación con la madre.

¿Sabés cuántas de los SÍNTOMAS que tenemos en nuestro CUERPO tienen origen en emociones no resueltas con nuestras madres?

Acné, Adicciones, Alergias, Artritis, Anorexia, Bulimia, Temas de los pies, algunas de las obesidades, costillas…. etc. También temas de falta de concentración y conductas que provienen de ella.

No son “culpa” de ella. Sino temas que podemos observar para resignificar y sanar nuestra emoción, a veces nuestro síntoma. Y sanar la relación con ella.

A veces, ella ya no está. Y nos quedan resentimientos, cosas no dichas, enojos, culpas… Hay emociones encontradas que nuestro cuerpo manifiesta dándonos cuenta de ese desequilibrio que debemos atender y sanar.

Tanto si somos madres como si somos o hemos sido hijos, la relación que establecemos con nuestras madres es una de las relaciones maestras que rigen nuestra vida. Sanar esa relación, nos permite vivir nuestra propia vida con plenitud y también, con salud y abundancia.

Hoy te invito a honrar a cada una de ellas. Dándoles las gracias, sin una de ellas, no estarías acá….

SI querés profundizar te invito al Curso: Sanar la relación con las madres que podés adquirir automáticamente  hoy mismo, al abonar.https://laurabarrera.com.ar/sanar-la-relacion-con-las-madres/

O a realizar una descodificación de tu Árbol genealógico individual, podés pedir un turno conmigo, presencial u online.https://laurabarrera.com.ar/descodificacion/

Si realizás el curso de Sanar la relación con las madres, obtenés un 30% de descuento en la descodificación.

Que sanes, que vivas en paz con esta relación maestra.

Si sos madre, que tengas una relación excelente con tus hijos!

Un gran abrazo!

Laura  Barrera

Podés dejarme aquí tu comentario:

Contacto