Muchos creen que no van a poder lograr su bienestar. Sea porque aún lo ven como algo lejano, imposible o que depende de otros. Porque en su familia nunca nadie estuvo bien. Etcétera. Sostienen ideas negativas referidas a su bienestar.

¿Podrías cuestionar esa idea? Sostenemos ideas sin cuestionarlas y luego creamos nuestra realidad en función de ellas.

Hoy, te invito a cuestionar las creencias que dicen que no podés lograr tu bienestar. Una por una.

PRIMER PASO

La cuestionás con preguntas.

Ejemplos de preguntas:

¿Será que esto siempre fue así? ¿Podría  cambiarlo? ¿Alguna otra vez hice algo  similar? Etc. Por ejemplo. ¿Alguna vez reaccioné sin  enojarme? ¿Siempre me enojo? ¿Puedo mirar alguna vez las cosas sin enojarme?

SEGUNDO PASO

Luego podés decidir una creencia que reemplace la anterior y que sea creíble para vos:

EJEMPLO: Voy en camino a mi bienestar. Estoy creando mi bienestar. Ya lo decidí, así que en poco tiempo lo conseguiré.

TERCER PASO

Y luego declaro en presente y positivo. Tengo bienestar. Creo cada día mi bienestar. Decido mi bienestar.

Cuando declaro, ya lo hemos hablado, todo se organiza en función de esa declaración. Y funciona como guía para vos, cuando te salís de eso.

Esa declaración es tu GPS. Y podés volver a tu camino, todas las veces que te corras de él. 

HAsta mañana!!!

Laura Barrera