LA MATRIXMUESTRA SUS CARTAS

LA MATRIX NOS MUESTRA SUS CARTAS!

¿Creías que tu falta de autoestima era porque realmente había algo fallado en vos?

Depende de la generación a la que pertenezcas, Barbie fue el estereotipo casi inalcanzable de belleza o la señal de que podrías “ser lo que quisieras ser”…. Todo, según lo que la Matrix, el sistema quisiera que vos seas….Un sistema que te tiene mirando lo externo, lo superficial, y te desempodera para poder seguir siendo su fiel esclavo.

La película Barbie es una maravillosa muestra de cómo el sistema de programación de la Matrix, caló en generaciones enteras, generando desequilibrio, y baja autoestima, entre otras cosas. Y también muestra que darse cuenta de ello y recordar tu esencia, es lo que te ayuda a despertar de esta ilusión, de la mentira.

Creo que si le hubieran dado la nominación para el Oscar a la Directora y a la Actriz no me hubiera tentado verla…. Pero,  cuando vi esta “movida” de la Matrix, con los Oscar, más me interesó verla.

Greta Gerwig y Margot Robbie, representan a quienes desnudaron el juego de programación de la Matrix. Sutiles pero incisivas. Mostraron en un tono muy “light” , casi naif, pero con mucha profundidad. Algo imperdonable para la Matrix.

A muchos, igual les pasó desapercibido el mensaje. Pero no a la Matrix.

Hay mucho para ver de los mensajes de esta película, de cómo la falta de autoestima no es casual, sino parte de una programación manipulada. De cómo el perdernos de nuestra esencia no solo hizo mal a las mujeres sino también a los varones. Nos mostró los simbolismos, cómo funciona el mercado como mecanismo de manipulación, cómo se sabe que esto funciona desde niños. Cómo se crean los cánones no solo de belleza sino de roles, de cómo suprimir las emociones en función de la “racionalidad” , cómo el sistema mismo manipula a todos los que son parte de él. MIrá más allá del “patriarcado contra las mujeres”. Eso quieren también, que nos quedemos en la mirada de la división de géneros, pero la Matrix es más profunda…

 La Matrix nos programó en estereotipos y la forma de desprogramar es yendo a nuestra esencia. La película va al núcleo de la falta de autoestima, el motivo de desempoderarnos, de tenernos mirando una ilusión vacía y sin sentido.

Nuestra esencia  tampoco es la de Barbilandia o Kentlandia. Es ir a nuestro centro, al corazón, a la totalidad de nuestro ser.

Si despertamos a la programación, podemos ir a nuestro centro. En la Formación en Coaching  y Liderazgo cuántico mostramos cómo funciona la Matrix, y desde ahora, esta película va a ser el ejemplo más claro de cómo funciona el sistema.  Ojalá sigamos despertando del juego. Es esencial recordar quiénes somos… Desprogramarnos para reprogramar en nuevos seres creadores de otra realidad.

Laura Barrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba