DÍA 1: PRIORIZATE

¿Querés encontrarte con tu equilibrio?

¿Qué es para vos el equilibrio? ¿Cómo es para vos vivir en equilibrio? 

Te propongo comenzar por algo muy sencillo. Date un tiempo para vos.

Priorizate.

El primer paso para estar en equilibrio es ESCUCHARNOS , profundamente.  Y para hacerlo, hay que tener un encuentro con nosotros mismos, y es primero, es antes que todo, es fundamental.

Desde el silencio. Desde el parar la cabeza, lo cotidiano, el bullicio de los problemas…. Decidí darte diariamente un tiempo para vos, para este encuentro, para encontrarte con tu propia unidad, y armonía.

RESPIRACIONES CONSCIENTES

Respirá profundo, hasta que equilibres tu respiración.  Sentate cómodo/a. Si podés mirando al sol, pero con ojos cerrados….Mejor aún si lo podés hacer en la naturaleza.

Y hacé estas respiraciones conscientes.

Primero inspirá, llenando bien el estómago. Luego el pecho. Sin forzar, sin tensar. Disfrutando el oxígeno que entra en tu cuerpo en abundancia. Tomando consciencia de ello. Luego retené un poquito la respiración, dejando que ese oxígeno se expanda en todo tu ser, principalmente, tomando consciencia de los mensajes que tu cuerpo te da, con algún dolor, alguna tensión. Y  luego exhalá, Con la consciencia de que soltás todo aquello que ya no querés para tu vida. Hacé 4 o 5 de estas respiraciones. No más, al comienzo. El cuerpo no está acostumbrado a llevar tanto oxígeno al cerebro frontal cuando estamos en estrés. Así que esta respiración lleva más oxígeno y vas a sentir los cambios.

El primer punto es comenzar a liberar estrés. Luego, no pierdas la consciencia de la respiración. Seguí enfocado/a en ella. Profunda. Equilibrada. Relajada.

Los sabios de los pueblos originarios decían:

Así como es tu respiración es tu vida….

¿Cómo es tu respiración durante el día?

A que ni siquiera tomás consciencia de ella. Y por ella nos comenzamos a equilibrar.  Respirá profundo. Y con cada respiración, poné la intención de liberar esos síntomas que te molestan, esos problemas que hoy ves sin solución, esas tensiones que te pusiste en tu vida, para escaparte de tu equilibrio…de tu paz, de tu ser.

Mientras seguís respirando, prestá atención a tus pensamientos, que van aún para todos lados. Y ahora te propongo enfocarlos. Brindá pensamientos benevolentes para otras personas. Esto es, pensar en dar a otros algo hermoso, que nos encantaría también recibir: amor, paz, abundancia, felicidad, buenas relaciones… y lo que sientas desde tu ser para alguien…. pueden ser bendiciones, gratitud, buenos pensamientos….Lo que das de manera incondicional, vuelve multiplicado.

Podés poner tus manos en tu corazón, para sentir la energía que hay allí. Para dar con tus manos contención y apoyo a tu corazón, un abrazo simbólico a tu alma…Y sentí la presencia de tu ser, en su totalidad, expresándose, en unidad con tu Fuente, en el silencio…

Date tiempo para relajar y equilibre tu ser…. Conectá, disfrutá, sentí….unos minutos, un tiempito al día.

Muchas veces no paramos ni siquiera para observar nuestro ritmo…Tenemos un ritmo, una vibración, una resonancia, como lo tiene la tierra, como lo tiene la naturaleza….Y vamos más acelerados, más alterados, en un ritmo que no es nuestro…. Cuando comenzamos a encontrar el ritmo de nuestro ser, todo comienza a equilibrarse. Nuestra vibración, nuestra energía, nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestro cuerpo, todo se equilibra en unidad con nuestra alma y con el universo, con Dios, la consciencia, como la sientas, no importa el nombre que le des, solo el sentido profundo que le encuentres.

Allí está el equilibrio.

No es un cómo, es un qué….un sentir  profundo que alcanzas cuando lo decidís a cada instante y dejás que la vida te lo vaya dando!! Hasta que el Universo y vos vibran en la misma frecuencia!

No esperes mañana para encontrarte con tu equilibrio, encontralo ya, en el aquí y ahora. Encontrate con tu mejor vibración , con tu ritmo más armonioso.

No esperes para conectar con el amor incondicional que el universo te brinda y es la fuente de todo equilibrio. Permití que el Amor en mayúsculas fluya por tu ser, en este instante. Dejá que esa energía te inunde.

La energía del Universo está en vos todo el tiempo, cuando la equilibrás, todo se equilibra en vos y a tu alrededor!!
Recordá: Así como es tu respiración es tu vida.
  • Nadie puede respirar por vos, ni vos respirar por otro.
  • No podés seguir ritmos de la respiración de otros. Ni que otros sigan el tuyo.
  • Sos responsable de tu respiración y de tu vida.
  • No sos responsable de la respiración de otros. Podés ayudar. Podés estar, colaborar, pero no respirar por el otro….
  • Tu respiración equilibra tu cuerpo, tus emociones, tus pensamientos. Te conecta con tu Fuente. Y ese es el primer paso para el equilibrio.
  • Primero es tu equilibrio para poder dar y recibir de manera armoniosa.

Sincronizá tu ser, priorizate , seguí tu ritmo y todo será equilibro. Tus relaciones también  estarán en equilibrio con vos, cuando vos lo estés con vos mismo/a.

Mañana continuaremos con los pasos que siguen para encontrar nuestro equilibrio, hablaremos de pensamientos y de emociones. Hablaremos de encontrarnos con nuestro ser.

Nos veremos en un Facebook live con preguntas y respuestas de este tema, el Viernes 7, a las 20 hs. de Argentina. Podés verlo ese día en este enlace: https://www.facebook.com/LauraBarreraTerapias

Y el último día….sorpresa… vas a tener un regalo para seguir trabajando con tu equilibrio…

Un abrazo! Hasta mañana!

Laura Barrera