DÍA 2: EQUILIBRO MIS PENSAMIENTOS

 

Vivir en equilibrio es una decisión que nos pertenece solo a nosotros. Y un aspecto fundamental para lograrlo, es equilibrar nuestros pensamientos.

Ya sabemos, nuestros pensamientos crean nuestra realidad.

¿Qué significa esto?

Debemos tomar la decisión de equilibrarlos. Decidir que todos nuestros pensamientos enfoquen hacia nuestro equilibrio, nuestra paz, nuestra armonía.

Lo que creemos , creamos.

MIralo de otra forma: NADA COMENZÓ SIN UN PENSAMIENTO, CONSCIENTE O NO CONSCIENTE. 

Tenemos que estar convencidos de que podemos vivir en equilibrio, decidirlo y ordenar todo en función de él. Ayer hicimos respiraciones conscientes para equilibrar nuestro ritmo, para encontrar nuestra mejor energía. Ahora, el segundo paso, es enfocar en pensamientos de equilibrio.

¿Qué cosas nos van a permitir equilibrar nuestros pensamientos?

1.- Saber que nuestra mente tiene infinidad de pensamientos, tenerlos no es inocente. Aquellos que alimentemos, a aquellos a los que le demos poder, crearán nuestra vida.  Nosotros decidimos qué pensamientos vamos a sostener.

2.-Debemos elegir solo pensamientos que nos den equilibrio. Si pienso que todo está mal, que no hay solución para las cosas, que nunca voy a salir de mis problemas, eso será lo que estarás generando. Por lo tanto, elegí pensamientos que te expandan, que abran posibilidades, que generen equilibrio en tu vida. Es importante para eso, tener a mano y siempre presente la lista que hiciste ayer acerca de qué es el equilibrio y cómo es para vos. Eso te tiene que servir de GPs, de guía que te orientará a elegir acciones, decidir cosas que te lleven a ese equilibrio y no que te alejen de él.

3.-Es fundamental recordar que nada externo te saca el equilibrio. Nada externo te lo da. Si querés equilibrio está en vos encontrarlo. No es algo que venga de afuera, de alguien o de algo que sea externo a vos. No es el dinero, por ejemplo, o el tener una pareja, o no tenerla, lo que te devolverá el equilibrio. Cuando estés en equilibrio, el dinero vendrá a vos, la pareja de tus sueños, llegará. Y todo se acomodará. Claro que deberás tomar acciones. Y, la paradoja es que quizás debas dejar de accionar. Por ejemplo: dejar de controlar todo lo que pasa en la vida de tu familia, dejar de preocuparte por todo lo que pasa…dejar de correr para generar más dinero… dejar de buscar…para decidirte a encontrar.

4.-Debemos saber que nosotros estaremos generando las condiciones para que el equilibrio aparezca. Primero decido. Luego acciono ( o dejo de accionar) para que se manifieste.

Entonces: Creás tu mundo a partir de los pensamientos. Ellos son la causa de todo aquello que vivís. Si vivís en desequilibrio, es que lo has creado con algún pensamiento consciente o no consciente. Si querés equilibrio, pensá en términos de equilibrio. Podés preguntarte:¿Esto que ocurre me enfoca en él o me saca? Y ¿qué cosas vas a elegir?

Muchas veces le echamos la culpa a otros de nuestra falta de equilibrio…ya veremos. Esos son pensamientos que tenés donde vos le otorgás el poder a otros…

El equilibrio es encontrarte con tu propio poder personal.

EJERCICIO:

Te propongo que identifiques cuántos de los pensamientos que tenés durante el día te generan desequilibrios y cuántos te dan equilibrio.

La receta:

Si podemos hablar de “recetas”, es:

Más de aquellos pensamientos que te brinden equilibrio y
menos de los que te lo sacan.

Aquello que creés que hoy está en desequilibrio , pensando de esta manera, comenzarán a arreglarse…porque vos comenzarás a arreglarlos. Y no estarás solo para lograrlo!!!

En la naturaleza, todo tiende al equilibrio. Pareciera que el ser humano es quien va en dirección contraria.

Cuando decidimos el equilibrio, ocurre. Todas nuestras redes neuronales estarán recorriendo esos circuitos, generando información que te lleve a encontrarlo. Tus emociones se serenarán. Tu cuerpo expresará equilibrio. Tu energía también y tu alma, en conexión con tu fuente, te dará todas las respuestas.

También conectar con tu parte invisible, te brinda equilibrio. Cuando conectamos con nuestro doble, esa parte nuestra que no vemos, pero que nos conecta con nuestro mejor futuro, el equilibrio se reestablece en nosotros, y pasa a ser una nueva forma de vivir.

Te invito a encontrarte con tu equilibrio.

Pensá en términos de equilibrio y utilizá palabras que vayan en ese sentido. Paso a paso, estarás encontrando que una nueva forma de vivir es posible.

Si te gustó este post, por favor,dale me gusta en el facebook o en instagram. Suscribite en la página web para recibir por mail más herramientas.

El viernes te espero en el vivo de face y allí estaré entregando un regalo!!

Hasta mañana!!

Un abrazo!

Laura Barrera