Calma emocional

Hora de emociones a flor de piel. Todas intensas. Todas entremezcladas. Momento de parar, respirar profundo y encontrarnos con nuestra paz, nuestra calma, un estado emocional que nos permita atravesar  todo esto sin perdernos en el camino.

Hay dos emociones básicas: EL AMOR Y EL MIEDO. De ellas, derivan el resto. Si nos movemos desde el miedo, estaremos reforzando los programas de violencia, carencia, división. Si nos movemos desde el amor, la paz, la calma estaremos encontrándonos con el discernimiento, con la claridad, con el enfoque necesario para que esta situación, que es como un inmenso temporal, pase, sin dejar heridas.

Ayer decíamos que había mucha gente que se sentía sola. Y eso causaba angustia. En un punto esto nos lleva a todos a refugiarnos y a encontrarnos en nosotros mismos por más que estemos aislados con otros. Encontrarnos con lo que nos pasa, lo que nos da miedo, lo que puede sostenernos en la confianza, la serenidad, la calma.

Esta pandemia solo saca a relucir lo que ya traíamos como emocional.

Si pensábamos de manera negativa y caótica todo va a tomar ese color. Si pensábamos de manera optimista, esto también nos dará motivos para ver el final del camino con optimismo.

Si traías enojo, esto lo potenciará. Si traías paz, la potenciará.

Son momentos de emociones intensas, para aprender a gestionarlas, para aprender a encontrarnos conscientemente con ellas y decidir qué hacer.

Es hora de ver que las cosas son como son y nosotros las interpretamos, las juzgamos,  nos emocionamos con ellas,  nos resuenan de una manera y decidimos vivirla tal como la estamos interpretando.

La pandemia es una situación grave y extrema, pero…. Vos podés decidir que no entre a tu casa, cuidándote, manteniéndote en calma, atendiendo todos los cuidados y en lo más que te sea posible quedándote en tu casa.

Si estamos en casa, estamos a salvo del coronavirus. Pero no de nuestras emociones: Por lo tanto es fundamental allí hacernos  responsables de ella. Si cargamos enojo, no enojarnos con la situación, con lo que pasa, con los demás, con nosotros mismos. Aprender a gestionar de manera adecuada el enojo, va a hacer que nuestro cuerpo esté con las defensas más altas también y que seamos menos vulnerables al virus.

Si sentías vacío, tu casa te parecerá un espacio interminable. No lo llenes con cualquier cosa, no te escapes de vos,  comenzá a llenarlo de amor, si no sabés cómo hacerlo, pedí ayuda. Entontrate con ese amor que habita en vos,  y que solo espera que silencies los ruidos externos para manifestarse.

Si te cuesta enfrentarte a la incertidumbre, a lo desconocido, si te genera ansiedad el futuro, enfocá en el hoy. No sabemos qué va a pasar mañana, pero podemos crear lo mejor para nosotros, si somos responsables y seguimos todas las indicaciones. Hay mucha gente trabajando para crear nuestro mejor futuro: expertos en salud, gente del área de la salud, gobiernos de muchos países cuidando por sus ciudadanos sin distinguir partidos políticos.

Encontrate en un espacio de calma:

1.- NO sirve estar conectado de las noticias todo el tiempo. Tampoco sirve escaparse de ellas. Con ver una síntesis de noticias es suficiente para estar informados, y no estresarte con el bombardeo de información, muchas veces, falso.

2.- Conectá con el silencio. Ya vimos respiraciones profundas. Enfocando en la gratitud. En el hoy, en el aquí y ahora.

3.- Decidí tu paz y movete en función de ella. Que todo lo que hagas manifieste tu decisión de estar en paz. Nadie puede sacártela, ni siquiera un virus, una cuarentena, si vos no lo permitís.

4.- Hacé cosas que te gusten dentro de tu casa.

5.-Conectá con gente que ames por las redes, si no estás con ellos. Pero no todo el tiempo. Confiá en que ellos van a saber cuidarse. NO estés preocupado por los que no están en tu casa. La preocupación no ayuda al otro y no te hace bien a vos. Es miedo y el miedo baja las defensas. ¿Cómo hacer para  no preocuparte? Confiando en el otro. Si es adulto va a seguir también todas las medidas de seguridad para no contagiarse.

6.- Elegí qué cosas te dan paz y cuáles no. NO conectes con gente que te baja tu energía. Tampoco la ayudás, si vos bajás tu energía para ayudarla. Si, claro, si te pide ayuda por algo urgente, claro que podés ayudar. Pero sin descuidarte vos. Recordá el caso de los aviones y la máscara de oxígeno. Si vos no tenés oxígeno no podés ayudar al otro. Acá es igual .

7.- NO te llenes de mensajes, de información, de bombardeo de pensamientos de otros o tuyos!! NO tengas tu cabeza funcionando como antena de recepción de todo lo que sea drama. Que tu cabeza sea solo receptor de las cosas buenas que pasan. Que las hay y muchas. Aún en medio de la pandemia.

8.-Todo tiene varias miradas. La positiva, la negativa, la indiferente y todos los matices. Vos podés elegir cuál es la mirada que va a ayudarte a crear tu mejor futuro. Cuidarte encerrado/a en tu casa no implica estar mal. Me puedo cuidar en mi casa estando en calma. No necesariamente sufriendo. Sufrir no cambia la situación. Y es una energía con una frecuencia muy baja. Necesitamos frecuencias si no pueden ser altas, por lo menos de calma… que no incrementa la energía de temor, de dolor, de enojo que hay. Claro que me hago solidaria y empatizo con el dolor ajeno. Pero no puedo sostener mi vida con el dolor que me causa la vida del otro. Si eso pasa, hay que reenfocar, porque algo no estás cuidando de vos. En ese caso, enfocá en tu vida, en tu sentir y date todo el amor que puedas.

9.-Es importante recordar que esto no es permanente, que todo pasa y que esto tampoco escapa de vos, de tu cuidado, de tu decisión de cuidarte. Es mucho más fácil de lo que creemos. Aún cuando nos digan que nos tenemos que quedar 15 días, y vivís al día con tu trabajo. En ese caso, pedí ayuda, contale a alguien que estás en esa situación, seguramente se estarán creando redes de contención para esos casos. Confiá en ellas.  Pero avisale a los demás que necesitás que te ayuden.

10.-Confiá en la vida, en Dios, el Universo, en la forma en la que lo veas. Nada escapa de sus manos. El universo equilibra, puede resultarnos doloroso, pero si esto está pasando, es que es el costo menor a algo que veníamos generando y no veíamos. Basta ver cómo bajó la contaminación atmosférica, del agua, cómo se está recomponiendo la naturaleza…Nuestra casa. La estábamos llevando a un nivel extremo y ella se tomó un respiro…

Siempre hay formas de mantener la calma aún en medio de los peores conflictos, situaciones, y eventos.

Este es uno que nos tiene que hacer bucear en lo mejor de nosotros, tiene que sacar todos los recursos personales para convertirnos en resilientes.

Cuando esto pase, dentro de muy poco, si nosotros nos cuidamos, estaremos sacando algo poderoso de esto. Tantas personas que partieron no puede ser en vano. En honor a ellos tenemos que salir adelante renovados, fortalecidos, conscientes.

Si cuando esto pase nos volvemos más empáticos, más cuidadosos el uno del otro, si nos volvemos más conscientes del valor de lo importante, del amor a nosotros y otros en unidad, si vemos de lo que somos capaces trabajando juntos más allá de las diferencias,  si nos volvemos conscientes de la necesidad de no volver a someter al planeta a estos niveles de calentamiento global, esto nos habrá servido.

HOy nos vemos en Facebook live a las 18 hs, de Argentina. Acá podés ver el horario de tu país. https://24timezones.com/es/difference 

Mi face es este:https://www.facebook.com/LauraBarreraTerapias

Te espero!

Un abrazo enorme!

Hasta mañana!

 

Laura Barrera