4 DÍAS HACIENDO FOCO EN NUESTRA ABUNDANCIA- DÍA 2

 DÍA 2: CREO ABUNDANCIA.
 
Si no creo en la abundancia, no la puedo crear para mi vida. Si creo que soy carente, voy a crear carencia. La abundancia y la carencia son solo dos miradas opuestas que se refieren a mi propia mirada del mundo y de mi propia vida. No algo externo que existe independientemente a mi. 
 
La abundancia es parte de nuestra esencia, es la definición misma del campo de energía, del universo, de la vida. Y es un estado de la mente. Ya vimos en el día 1 , que la abundancia y la carencia nos activan creencias, pensamientos, emociones, sensaciones físicas, energías, que para todos son diferentes. Y depende de lo que crea, estaré activando en mi campo de energía, que recibe y me devuelve todo aquello que sembré.
 
Si creo que la abundancia no es para mi, se dispararán mecanismos conscientes e inconscientes que me pondrán a la defensiva porque activarán mis miedos y bloquearán aquello que esté disponible para mi. Activarán miedos referidos a la supervivencia, a la valoración personal, a las relaciones, a la dirección de mi vida y tantos otros.También se activarán memorias de carencia de nuestro árbol genealógico en un maravilloso y complejo proceso que te explicaré en el día 4.
Todo ello estará presente cuando sienta que no tengo lo suficiente, que no voy a tener lo necesario o que no soy capaz de garantizarme lo básico que necesito para vivir, por ejemplo. No tener lo necesario o suficiente, es el miedo que siembra semillas de carencia al campo de energía. Y conectaré con todo lo que me devuelva carencia, y no abundancia.
 

La abundancia es un estado de la mente y una decisión.

El estado de la mente implica tener una mentalidad expansiva, abierta, no atada a creencias que justifican miedos del pasado, cuestionadora, libre. Y la decisión es la de hacerme responsable del cambio para sembrar esta semilla en mi campo. No culpar a gobiernos, padres, parejas, socios, jefes de mi carencia. Si no conecté con la abundancia, quiere decir que me pasé la vida creyendo erróneamente que ella proviene de algo externo y que alguien era responsable de generarla para mi.
 
Te invito a conectar con esa mentalidad de abundancia viendo de cuántas cosas hacés responsables a otros y qué te genera la idea de creer que vos sos la única persona responsable de generarla para tu vida.
 
SI estás dispuesto, o dispuesta a cuestionarla, te invito a seguir en los dos días siguientes. Y a conectar con la idea de que vos podés crear abundancia para tu vida.
Hasta mañana!
Laura Barrera

14 comentarios en “4 DÍAS HACIENDO FOCO EN NUESTRA ABUNDANCIA- DÍA 2”

  1. Hecho ya he leído y escuchado mucho que esta adentro lo que busco afuera y que proyecto Lo que pienso y que la abundancia es obra mía Dios y por mas que digo soy millonaria algo me limita claro está soy yo me frustra el tener ese programa arraigado. Seguiré adelante a despertar esa seguridad de poder y ser. Gracias. Bendiciones, espero lo sigiente.

    1. Claro!!Sentís que es obra tuya y de DIos, pero…Fijate qué aparece en los “peros”, Allí encontrarás parte de las respuestas. Y cuando mirás desde la frustración, solo eso podés ver,más motivos para sentirte frustrada. Lo que sería muy bueno es que puedas soltar esa frustración y darte una nueva oportunidad de crear algo maravilloso para vos, con esa confianza y esa seguridad. Bendiciones para vos también!!!

  2. Cuán trascendente, Laura
    Muchas gracias !
    La carencia se refugia a veces, en la vulnerabilidad, cuando nos sentimos carentes, no logramos vislumbrarnos abundantes, y por ende, seguros, plenos, asertivos

  3. Hola Laura! Estoy consciente de mi abundancia y que Dios me ha permitido disfrutar y disponer de ella pero no sé porque a veces hay momentos que me siento en estado de carencia!

    1. Hola, Daysi! Cómo estás? Claro! te entiendo! Yesas son las limitaciones que están en nuestros pensamientos subconscientes o en creencias. De eso vamos a hablar!!! Te espero estos dos días que quedan!

  4. Hola Laura,

    Gracias por esta ayuda.

    Cuando pienso que yo soy la única responsable de mi abundancia eonómica siento miedo, pequeñez, impotencia. Hago responsable a mi padre, abusador y restrictivo. ¿Puedo perdonarle, dejarle en el pasado y hacerme cargo de mí misma?

    Un abrazo y bendiciones,
    Rosa.

    1. Rosa querida, te puedo asegurar que si!!!! Y eso te expande a lugares que no imaginás! Y encontrás un gran aprendizaje en la elección de ese padre. Sea que creés que DIos lo eligió para tu aprendizaje o que creas que nosotros elegimos a aquellos padres que nos van a enseñar herramientas para nuestro propósito.

      Un abrazo enorme!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba